Hotel San Giorgio

(3 Estrellas)
5,0
Mapa -

Via Alessandro Poerio 9 - Nápoles - 80139 - Nápoles - Campânia - Itália

  • 2 Comentários
    5,0
  • Instalações: 3,5
  • Serviços: 4,5
  • Limpeza: 3,5
  • Localização: 8,5
  • Preço: 5,0

Informação

O hotel situa-se nas imediações da Piazza Garibaldi, a poucos metros da estação central de comboios. Daqui alcançará confortavelmente inúmeras atracções turísticas. A costa de Sorrento com porto e o aeroporto Capodichino localizam-se a poucos minutos de viagem (10 minutos).O hotel, construído em 1950, dispõe de 8 andares com um total de 58 quartos. As comodidades do hotel contam com um hall de entrada, cofre, elevadores, cabeleireiro, um bar, salas para conferências e reuniões, assim como acesso à Internet. Ao seu dispor terá também serviço de quartos e possibilidades de parqueamento.Todos os quartos estão primorosamente decorados e dispõem de uma casa de banho com secador de cabelo, telefone com ligação directa e televisão via satélite. Um mini-bar, frigorífico e ar condicionado completam estas comodidades-padrão. De 01/07/2012 novas taxas municipais hotéis de 3 estrelas. O valor será de 2 € por pessoa, por noite. Pagamento direto no hotel.

  • Entrada A partir das 13:00
  • Saída Até às 11:30
  • Nº de quartos 61
  • Nº de andares 1
  • Ano de construção 1 950

Distâncias

O hotel situa-se nas imediações da Piazza Garibaldi, a poucos metros da estação central de comboios. Daqui alcançará confortavelmente inúmeras atracções turísticas. A costa de Sorrento com porto e o aeroporto Capodichino localizam-se a poucos minutos de viagem (10 minutos).

Avaliações

  • 2 Comentários
    5,0
  • Instalações: 3,5
  • Serviços: 4,5
  • Limpeza: 3,5
  • Localização: 8,5
  • Preço: 5,0
  • Estadia de 4 dias, 2 adultos en habitación estándar
    Viagem de férias em Casal

    Llegamos al hotel y nos dieron una habitación bastante sucia, tenía pelos por todos los lados. Bajamos a recepción y nos manda a la mujer de la limpieza que sorprendentemente en menos de veinte segundos pasa una fregona enorme por parte de la habitación (creo que dejó más pelos y suciedad de los que había anteriormente) y se marcho: nos dejó completamente alucinados. Además, el aire acondicionado iba flojisimo y la nevera no enfriaba. Hablamos con el recepcionista y le pedimos un cambio de habitación. Nos manda a la quinta planta. La habitación esta más limpia, el aire sigue muy flojo y la nevera enfría como la de la habitación anterior. Continúa la decepción, pero ahora las puertas correderas de la ducha están descolgadas. Vamos a comunicarlo y vemos al chico de mantenimiento (el único que tienen ya que lo ves las 24 h. Allí liado) que le echa un vistazo a todo. Nos dice que el aire se enfriará en unas horas (en cuatro días no pasó de los 27-28 grados) y que lo de la ducha no tiene arreglo que la coloquemos cuando nos duchemos. Bajamos a recepción y comunicamos lo de la nevera ya que lo más importante para nosotros era que la habitación estuviera limpia (no fuera que nos mandara a la anterior). El recepcionista y un señor mayor nos dicen que no saben cuando se podrá arreglar la nevera ya que el técnico está de vacaciones (¿no hay más técnicos en todo napoles????) le propongo que coja una nevera de otra habitación y la coloque en la nuestra (para no arriesgarnos a que nos dieran otra habitación sucia). Cuando regresamos a la tarde me comunica el recepcionista que la nevera se había cambiado y... ¡o era la misma o enfriaba igualmente nada!

    Estuvimos a punto de llamar a central de reservas ya que nunca nos había pasado nada parecido con ellos pero lo dejamos ya que sólo utilizábamos el hotel para ducharnos (colocando nosotros mismos las puertas, claro está) y para dormir (la cama de matrimonio eran dos colchones pequeños unidos en un mismo somier y uno un poco hundido cuando te echabas) ya que los demás días completos los pasamos en pompeya, capri y la costa amalfitana. El desayuno otro tema peliagudo. Dos camareros muy bien vestidos, con sus casacas blancas de hostelería para un bufet que sólo tenía dos bandejas enormes de jamón de york, mermelada, mantequilla, máquina de café y un día pusieron algún croassant. Eso sí, te sentaban y todo. El agua era para echarse a reir. Los cuatro días de desayuno, en vez de tener una jarra o botellas de cristal o..., ¡tuvieron la misma botella de plástico que iban rellenando cada mañana! lo sabemos porque estaba bastante abollada en la parte superior y no tuvieron la vergüenza de cambiarla. Total, que no es un tres estrellas superior ni un dos ni nada de nada. He estado en hostales baratos mejores que este hotel y donde no te quedabas pegado a la pared de la ducha.

    3,4

Já visitou o Hotel San Giorgio??

Partilhe com outros viageiros o que mais lhe agrada em Hotel San Giorgio.

↑